Revista de filosofía

Crítica del pandemónium

1.38K

Se dice: Cuando estalla el trueno es demasiado tarde para taparse lo oídos.

Sun Tzu

 

Resumen 

El presente artículo es una modesta pero arriesgada reflexión sobre la pandemia que nos rodea (pensar lo que vemos y no lo que otros dicen que hay que pensar), se pretende analizar bajo un marco materialista histórico los que nos aqueja. Para ello seguimos la metáfora benjaminiana del autómata turco y el maestro de ajedrez escondido, después de todo una partida de ajedrez no es otra cosa que una guerra. Se trata de aportar al debate actual la lógica que rige el necrocapitalismo y su estado de excepción normalizado: la lógica de la guerra, la lógica de la lucha de clases.

Palabras clave: COVID-19, necrocapitalismo, estado de excepción, lucha de clases, marxismo, guerra.

 

Abstract

This article is a modest but risky reflection on the pandemic that surrounds us (to think what we see and not what others say we should think), we analyze under the historical materialist theory those that afflict us. To do this we follow the Benjaminian metaphor of the Turkish automaton and the hidden chess master, after all, a game of chess is nothing but a war. It is a question of bringing to the current debate the logic that governs necrocapitalism and its standardized state of exception: the logic of war, the logic of class struggle.

Keywords: COVID-19, necrocapitalism, state of exception, class struggle, marxism, war.

 

Un espectro recorre Europa: ya no el espectro de un pueblo organizado y revolucionario, sino el espectro de un virus. Todos los poderes de la vieja Europa se han aliado en una sagrada cruzada contra ese espectro, desde el Papa y Vladimir Putin, Merkel y Jean Luc Nancy, hasta los ecologistas y la policía europea.[1] No cabe duda que la historia se ha vuelto a repetir dos veces: primero lo fue como tragedia y después como farsa.

Es complicado reflexionar desde ahora sobre lo que nos aqueja y confunde con plena actualidad, el tiempo, ese sabio que nos irá arrojando respuestas es un tanto avaro en lo inmediato. Es difícil pensar el Covid-19 o SARS-CoV-2 justo ahora donde el conocimiento queda sepultado bajo la información desmesurada.

El pensamiento crítico no es por supuesto un pronóstico, ni un manual con sencillos pasos a seguir, pues más que un manojo de respuestas el pensar crítico suele obsequiarnos un montón de dudas, incluso algunas dudas mortales. Son por el contrario las ideologías hegemónicas las que suelen jugar al aprendiz de brujo. Así pues, y en la medida en que la filosofía; esa buena para nada, siga siendo gratuita y crítica, en la medida en que la filosofía; esa buena para nada, siga siendo un compromiso de vida y transformación de la vida,[2] en esa porciúncula medida, seguiremos obligados a pensar desde nuestros zapatos y seguiremos obligados a correr los riesgos de tropezar por culpa de nuestros propios pasos. De lo contrario, otros, esos que son dueños del mundo y la palabra seguirán dictando nuestra fábula y nuestra moraleja.

Se ha dicho alguna vez y con subversiva razón, que nuestro preciado autómata conocido como materialismo histórico es capaz de vencer en toda las partidas de ajedrez que se le presenten, siempre y cuando, tenga a sus servicios un enano jorobado y feo, maestro en ajedrez, al cual conocemos como teología.[3] Pero como puede sospecharse, este autómata es estéril al servicio de los opresores, en sus manos pierde su secreto y se vuelve incapaz de transformar de raíz ni un ápice; por el contrario, mientras se encuentre al servicio de los oprimidos;[4] y, no olvidemos nunca su misterio que radica en el ilusionismo de su fuerza transformadora, entonces nuestro autómata puede seguir enfrentándose a los enemigos y mantener, al mismo tiempo, sano y salvo el espejismo que oculta al maestro ajedrecista. Después de todo la lucha de clases, en tanto lucha o guerra, debe basarse también en el engaño.[5] Por su parte, los opresores cuentan con autómatas al por mayor, ellos se van desplegando conforme se va requiriendo y su prestigio global es inmenso, al menos su capacidad de aparecer en el espacio social y sus redes conoce pocos límites.

Ahora que se ha puesto un poco en boga hablar nuevamente de estados de excepción, de capitalismo, de sociedades disciplinarias, de control social, y de otros temas que nunca debieron perder vigencia, es importante recordar algo fundamental, tal como escribió alguna vez el filósofo mexicano Alberto Constante, son temas que dejan “la vida inconclusa”,[6] y en esa medida, en ese vilo inconcluso, nos recuerdan que este mundo tal cual es: no puede seguir siendo.

Desde nuestras marginales latitudes; con tan sólo 1.4 camas por mil habitantes contra las 8 que registran Alemania o las 3.2 que tiene Italia,[7] siendo 61.1 millones de pobres,[8] con cerca del 60% de nosotros viviendo al día,[9] con más del 11% de nuestro territorio concesionado a mineras privadas,[10] incoherente sería pensar que la problemática actual nos atañe del mismo modo que atañe a los más poderosos del orbe.

 

Los autómatas

…hay demasiados muertos que le miran mientras está escribiendo

Günter Grass

La partida de ajedrez nos encuentra claramente en desventaja, se trata de una posición desgarradora por todos lados, nos orienta entonces la idea estratégica de que sólo a aquellos que se les ha negado la esperanza les es dada la posibilidad de la esperanza.[11] Hoy que pareciera de manera esporádica importar mucho la vida y la muerte aritmética de los seres humanos, podemos pues empezar realizando algunas jugadas en esta directriz. Hurgando entre costales de cifras de la Organización Mundial de la Salud y la Johns Hopkins University and Medicine me he encontrado algunos datos que cuestionan de manera incómoda nuestra actualidad, después de todo las dudas sinceras suelen ser un tanto incómodas, es su común naturaleza, no en vano el viejo Sócrates fue condenado a muerte por cuestionarlo todo.

Las presentes letras han sido escritas entre el 17 y 18 de abril, cuestión relevante para quienes asistimos a la cuenta de los días y los muertos. Se calculan 2,300,874 personas infectadas por el Covid-19 o SARS-CoV-2, de las cuales han perdido la vida 158,422.[12] Si consideramos que actualmente habitamos este mundo (o luchamos por habitarlo) aproximadamente 7,700 millones de seres humanos,[13] podemos calcular con sencillez que el virus ha contagiado al 0.029% de la población mundial y que ha causado la muerte del 0.002% del total de seres humanos. Evidentemente esto no puede enjuiciarse con ligereza, pero tampoco debe pasarse por alto.

Para continuar podríamos quizás precisar algunas causas relevantes de mortandad en el mundo y compararlas con el Covid-19 o SARS-CoV-2, a efecto de ir poniendo algunos puntos en mayor perspectiva y bajo la óptica analítica de los autómatas. Según la Organización Mundial de la Salud (en adelante OMS), la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) causa al año 3 millones de muertes;[14] es decir, casi 20 veces más muertes que el Covid-19; sin embargo, no se detiene ni se reduce la emisión de gases contaminantes de la industria capitalista, ese proceso de producción de riqueza para unos cuantos que literalmente ahoga a millones de seres humanos: no se detiene.

De igual manera, las infecciones de las vías respiratorias inferiores (antes de que apareciera el Covid-19) ya eran la enfermedad transmisible más letal en el mundo, es decir, que según la OMS antes de la aparición del Covid-19 las enfermedades infecciosas de las vías respiratorias mataban ya a 3 millones de personas al año,[15] se itera, casi 20 veces más que el virus en debate. Pero claro, nunca nos hemos puesto a seguir en “tiempo real” esas millones de muertes que las infecciones respiratorias ya causaban antes de la aparición de este nuevo coronavirus, en ese “tiempo real”, o “tiempo sistémico”, que más bien pareciera obligarnos a ver y experimentar lo que el sistema ha decidido que merece ser visto o vivido, porque el control del tiempo es también una lucha que libran los soberanos.[16]

Sigamos revisando el hilo que tejen y cortan las parcas, al año mueren 1.4 millones de personas por enfermedades diarreicas,[17] sí por diarrea; entonces, según los datos de la OMS en el mundo la diarrea causa 8.8 veces más muertes que el SARS-CoV-2. De esas muertes por diarrea más de 525 mil son niñas y niños menores de 5 años,[18] ¿Por qué esas muertes por diarrea no son suficientes para detener el mundo y descarar el estado de excepción? ¿Por qué esas muertes no son suficientes para entender que el mundo tal cual es no puede seguir siendo? No lo sé, pero quizás tenga algo que ver con que el 78% de esas víctimas letales de la diarrea y la pobreza se concentran en África y Asia sudoriental,[19] donde la vida no parece valer lo mismo que en Europa, según dicta el sistema vigente.

Según los datos oficiales de la Secretaría General de Sanidad del gobierno de España, hasta el 17 de abril de 2020, el 86.7% de las personas que habían fallecido en dicho país son mayores de 70 años,[20] evidentemente la situación en España ha sido y es crítica. En este sentido, me gustaría recordar otra situación dramática pero normalizada: la esperanza de vida en el Congo es de 59 años para los hombres y 62 para las mujeres.[21] ¿Por qué se vive tan pocos años en el Congo? ¿Por qué se prohíbe a los hombres del Congo llegar a los 60 años? ¿Por qué esas muertes tempranas y pobres no importan? ¿Por qué nadie las visualiza en la web en “tiempo real”? ¿Por qué la poca vida en el Congo no nos quita ni el apetito?[22]

Tal vez en el Congo y en los países pobres se vive tan poco porque unas cuantas personas han decidido concentrar la riqueza y aumentar las tasas de explotación a niveles demenciales, y en esa decisión/despojo han decidido, al final de las cuentas, quién debe morir y quién puede quizás vivir. Basta como ejemplo, lo que documentó Oxfam en un informe del año 2017: que desde el 2015, el 1% más rico de la población acapara más riqueza que el 99% restante de la población junta.[23]

No deja de ser sorprendente que en un mundo donde la vida, para decirlo junto con el poeta León Felipe: “vale menos que el orín de los perros”,[24] se hayan tomado medidas globales tan drásticas, y esto nos obliga a preguntarnos por los múltiples significados de lo que acontece. El horizonte limitado del miedo y el eurocentrismo suele redundar en lo obvio, en adornar los discursos hegemónicos con erudición y en enaltecer la actual fe en la ciencia moderna, pero tal vez nosotros debemos seguir incomodando la palabra y la acción desde nuestra antisocial marginalidad.

Un dato que ha sido destacado y ampliamente comentado es la inmensa diferencia de muertes que han tenido países como Italia o España por un lado y Alemania por el otro. Evidentemente se ha observado que uno de los factores clave en el asunto reside en la inmensa diferencia que existe entre los sistemas de salud de los primeros y el tudesco. El fenómeno puede ser multifactorial, pero sin lugar a muchas dudas este factor es crucial en la diferencia de muertes. Según los datos oficiales Alemania tiene 8 camas hospitalarias por cada mil habitantes,[25] mientras que Italia posee 3.18 y España 2.9[26] (la Organización Mundial de la Salud recomienda tener entre 8 y 10 camas por cada mil habitantes),[27] pero lo importante no es pensar fetichistamente esto como una calamidad producto de la divina providencia, el desmantelamiento de los sistemas de salud (sobre todo públicos) es una política neoliberal que no sólo han seguido países como Italia y España, sino que se ha impuesto en los países explotados por medio de instituciones como el Fondo Monetario Institucional o el Banco Mundial. Durante la era del fascista Berlusconi y el voraz financiero Mario Monti, Italia pasó de 3.99 camas por cada mil habitantes a 3.18,[28] los recortes en salud fueron públicamente conocidos y se olvidó que estos recortes no eran una mera medida estructural e ideológica (finanzas versus salud pública) sino que dichos ajustes se han traducido y se traducen en muertes.

Si aterrizamos en México el desfile de las cifras negras no es muy distinto, durante el año 2018 murieron 101,257 personas por diabetes (185 veces más que por el Covid-19);[29] sin embargo, la producción de refrescos y productos altamente azucarados no se detiene: la tasa de ganancia debe continuar. En 2018 según cifras oficiales fueron asesinadas 32,685 personas (casi 60 veces más que por el Covid-19);[30] pero claro, el capital no detiene la producción de una sola bala: el negocio debe continuar. Hasta el 17 de abril de 2020 tenemos 546 muertes por el nuevo coronavirus y el país se detiene hasta sus límites.

Volvamos pues a lo global. El autómata hegemónico juega sus fichas y nos dice que el problema reside en el colapso de los sistemas de salud si la pandemia no se disemina en el tiempo, si todos los enfermos llegan en un período corto, he ahí, según ellos, una de las principales razones por lo cual se toman las necesarias y drásticas medidas que ya conocemos. El punto es cierto, pero también cuestionable si consideramos que según los datos de 2017 del Foro de las Sociedades Respiratorias “[c]ada año, la gripe provoca infecciones del tracto respiratorio en el 5 al 15% de la población y la enfermedad grave en 3 a 5 millones de personas”;[31] recordemos que líneas arriba señalamos que actualmente el nuevo coronavirus ha infectado al 0.029% de la población mundial, por ende las enfermedades infecciosas del tracto respiratorio siempre superan los sistemas de salud y poco importa pues en el cálculo necrocapitalista eso se da por hecho. Poco importa también porque dichas infecciones se concentran en los países explotados (“países de ingresos bajos y medios”), y justo esas enfermedades infecciosas del sistema respiratorio (antes de la aparición del SARS-CoV-2) ya eran la principal causa de muerte en niños menores de 5 años (920 mil murieron por ello en 2015) y la segunda causa más importante que prohíbe a las personas seguir viviendo, es decir, la segunda causa de muerte prematura o de “años perdidos” (recordemos que en el Congo la desesperanza de vida es de tan sólo 59 años para los varones mientras que en España es de 80 años para varones y 86 para mujeres[32]),[33] pero ello importa poco mientras quede relegado a los pobres de la tierra.

El tema no es nada simple, evidentemente agregar a todos estos males el SARS-CoV-2 no le quita a dicho virus un ápice de peligrosidad o de letalidad, y por supuesto, no se trata de decir que el nuevo coronavirus no importa porque hay enfermedades y fenómenos humanos que matan muchas más personas en el mundo. Toda enfermedad es relevante, toda muerte puede ser muy dolorosa y trágica, sin embargo, hay definitivamente algo que no termina de cuadrar sin una perspectiva clasista. Por burdo que se escuche hoy en día, la clase social sigue siendo la categoría esencial que permea transversalmente toda la reproducción social; es decir, la contradicción entre el capital y el trabajo, entre el valor y el valor de uso, sigue siendo la contradicción básica. El prejuicioso y superficial conocimiento que suele tenerse del capital genera que diversos pensadores crean que la raza[34] o el género (u otra categoría) son el fundamento de la explotación y la exclusión; se olvida, que el capital siempre utilizará cualquier forma cultural específica que le permita obtener mayor plusvalor; sin embargo, la reconfiguración cultural de esas formas no impide en sí la generación de plusvalor y la explotación, solamente es necesario que el capital se adapte a esas reconfiguraciones. Formas culturales específicas de discriminación o violencia (sobre una raza, género, etnia, etc.) son tecnologías particulares que permiten al capital obtener mayor plusvalor al aumentar la tasa de explotación sobre el grupo discriminado o violentado, generando con ello un mayor plusvalor relativo o incluso absoluto (al poder obligarles a trabajar más horas). Podemos considerar que estas tecnologías permiten al capital modificar (hasta cierto punto) la relación de los dos segmentos que componen la jornada laboral (el trabajo necesario y el plustrabajo) creando mayor plusvalor relativo, asimismo, le permite prolongar la jornada laboral para generar mayor plusvalor absoluto. Por ejemplo, el capital puede pagar sueldos mucho más bajos en ciertas zonas de África (en un marco racista) pero no puede llegar (de manera sostenida) al punto en el cual todos sus trabajadores mueran de hambre, pues con ello perdería su fuerza de trabajo y a sus posibles consumidores, aunado a que aumentaría el riesgo de insurrecciones.[35] Lo anterior no implica, por supuesto que al estudiarse la lucha de clases deban obviarse los elementos culturales específicos que se configuran en dicha lucha, mucho menos que carezcan de importancia los estudios y las acciones en torno a otras categorías, sólo implica que todas las tecnologías de opresión volverán a remitirnos tarde o temprano a esa base estructural y clasista, como el horizonte a transformar o como el horizonte ante el cual fracasarán nuestros esfuerzos de transformación social. A pesar de los pesares seguimos subestimando la capacidad del capitalismo para transubstanciar el mundo[36] y nuestros conceptos son a veces tan sólidos que se desvanecen en el aire,[37] en otros casos, nuestros conceptos están ya por sí mismos desvanecidos y carecen de toda terrenalidad. El problema es que suele perderse el hilo conductor: todas estás configuraciones culturales (e incluso soberanas) se despliegan dentro del capitalismo contemporáneo. Podemos sostener que la soberanía (pública o privada) se traduce en el poder (o la lucha por el poder) de decidir quién vive y quién muere, pero esa facultad se ejerce políticamente en un marco de excepcionalidad normalizada[38] y en condiciones estructurales de producción y reproducción capitalistas: el necrocapitalismo de excepción normalizada que hoy se descara y se pasea victorioso por el mundo.

No es casual que pensadores profundamente eurocéntricos se encuentren hoy tan asustados,[39] no es casual que el mundo vil y vulgar donde se juega la vida y la muerte los desenmascare en su falta de valor y de miras. Al final, el filósofo latinoamericano Enrique Dussel tiene razón al señalar que la filosofía política es la filosofía primera,[40] pues en ella se rebasa la contemplación ontológica, es entonces la otredad la que nos obliga, la que nos coloca en la encrucijada: vida o muerte. Asimismo, en la filosofía política se juega la suerte y el tesón de quien más allá de ser un estudioso de la filosofía concibe la filosofía como un compromiso vital de raíz volviendo patente e inmanente esa chispa de los actos mundanos, radicales y sinceros.

Dice un viejo adagio que “los árboles no dejan ver el bosque”, así para muchos pensadores contemporáneos la globalización no les deja ver el mundo. Pareciera que momentáneamente la filosofía se pone un tanto de moda, pues ante la crisis se busca sentido, se buscan respuestas y se quiere leer a los filósofos del momento, los análisis son diversos, y claro que contienen ideas importantes,[41] pero los pensadores contemporáneos un tanto adormecidos por su vida académica pecan de ingenuidad al olvidar que el mundo se ha convertido en un teatro de guerra para las grandes potencias y hace mucho que ha dejado de ser nuestro hábitat.

 

Teatro de guerra 

En ajedrez gana quien comete el penúltimo error

Savielly Tartakower

Independientemente de lo que pueda especularse, analizarse o descubrirse sobre el origen de este nuevo coronavirus, aunado a la letalidad y el grado de amenaza que representa este virus, lo que difícilmente puede ponerse en duda es que desde el momento en que surge y durante todo su desenvolvimiento, las grandes potencias del mundo lo han visto como un asunto bélico y de lucha por las hegemonías regionales y global.[42] No podría ser de otro modo y resulta ingenuo olvidar este elemento. Concentrarnos en las apariencias o subsumirnos en nuestra experiencia individual, si bien resulta importante, no logra abarcar el fenómeno con toda su crudeza. Es natural que los pensadores contemporáneos, un tanto descafeinados por su vida sedentaria y de escritorio, no logren ver este fenómeno como una lucha, una lucha por la hegemonía y una lucha de clases. Pero más allá de los artículos filosóficos, la lógica necrocapitalista no se detiene ante una amenaza mortal, sino que se despliega para seguir peleando. Es posible que tengan razón los que consideran que las grandes potencias mundiales actúan con humanismo, siempre y cuando consideremos el acto de lanzar dos bombas atómicas sobre Japón como un acto humanista. Nunca debimos olvidar que la guerra es, en efecto, la continuación de la política por otros medios,[43] o para decirlo con más actualidad: la pandemia es la continuación de la guerra por otros medios.

Revisando algunos textos de las fuerzas especiales del ejército norteamericano encontramos que en las campañas de contrainsurgencia y de guerra irregular resultan críticas las operaciones psicológicas, las cuales tienen por objetivo esencial persuadir a la población para que realice ciertas acciones que favorecen los intereses del ejército,[44] este objetivo elemental y presente en los manuales militares resulta patente hoy día cuando los gobiernos han persuadido (con gran facilidad) a la población para que se recluya. La resistencia ha sido mínima y la capacidad de persuasión es inmensa. Pensar que esta operación esencialmente psicológica (pues la coerción física, aunque existe en algunos países, no se ha requerido de forma generalizada o no se ha visto rebasada por la rebeldía) sólo tiene un objetivo sanitario resultaría pueril, con independencia de que en efecto tenga también esa necesidad sanitaria. La operación psicológica ha tenido un generalizado éxito y ha mostrado en efecto la vigencia de un sistema necrocapitalista que nos conduce (a buen ritmo) al precipicio. Pero mientras llegamos a ese precipicio (o mientras jalamos el freno de emergencia que se suele llamar: revolución, lo que pase primero),[45] lo cierto es que la operación psicológica ha tenido bastante éxito y han logrado que hagamos lo que querían que hiciéramos, y por supuesto, no hay mejor manera de ganar una guerra que sin haber tenido que pelearla.

Mientras toda la atención se dirige al espectro del virus, sus estragos y sus significados, en Chile el toque de queda funcionó a la perfección para desmovilizar las protestas contra el gobierno neoliberal de Piñera, Estados Unidos aprovecha para implementar su bloqueo naval sobre Venezuela so pretexto de una lucha antidrogas, bloqueo que impide al país caribeño dotarse de medicamentos y productos básicos,[46] las sanciones económicas sobre Irán continúan a pesar de la emergencia sanitaria, asimismo el republicano Mac Thornberry encargado de el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes norteamericana presentó un proyecto de gasto bélico de 6,000 millones de dólares para fortalecer el material militar disuasorio contra China,[47] los secretarios de Estado y de Defensa de los Estados Unidos dejan abierta la especulación de que el nuevo coronavirus tuviera su origen en un laboratorio Chino y acusan de opacidad al gobierno de Pekín, sin olvidar que previamente el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Zhao Lijian ya había señalado que posiblemente el virus había sido introducido en China por militares norteamericanos.[48] En otras palabras, la lucha por la hegemonía no se detiene ni un instante y el contexto de la pandemia sólo modifica las condiciones del teatro de guerra pero evidentemente no suspende la guerra.

 

El ajedrecista escondido

 Así pues, cualquiera que tenga forma puede ser definido, y cualquiera que pueda ser definido puede ser vencido.

Sun Bin “El Mutilado”

Por último, aunque el tema es complejo y desborda estas modestas letras, es necesario recordar a ese viejo maestro del ajedrez, enano y feo, que escondemos bajo nuestro autómata, esa fuerza vital que también se requiere al enfrentarnos a nuestros explotadores. Evidentemente una pandemia y el sometimiento a las disposiciones ordenadas por los gobiernos difícilmente podría estimarse como un escenario favorable para transformar el mundo en favor de los oprimidos,[49] si bien es una crisis que pone en evidencia (otra vez) la injusticia, lo cierto también es que: “no hay peor ciego que el que no quiere ver”; en otras palabras, las condiciones objetivas para oponernos a un sistema que nos excluye, nos explota y nos mata, no son nuevas; sin embargo, el problema ha residido siempre en cómo lograr transformar ese sistema, en por qué lo mantenemos a nuestras costillas y por qué somos esclavos de nuestra propia criatura, en ocasiones pareciera ser que el problema se encuentra no tanto en qué hacer, sino en cómo hacerlo.

Un poco tarde, pero seguro, Agamben llega a la conclusión de “que se ha traspasado el umbral que separa la humanidad de la barbarie”,[50] tarde porque desde 1940 el filósofo Walter Benjamin ya había advertido que no existe documento de cultura que no sea a la vez un documento de barbarie,[51] tarde porque el colonialismo y las guerras imperialistas nos habían dejado claro que ese umbral hace muchos siglos que se había traspasado, tarde porque las atroces cifras sobre mortandad que hemos relatado líneas arriba no dejan entrever un mundo nada humano, nada fraternal. Pero seguro, porque al final es importante (re)destacar este punto y sopesar en qué medida hemos abandonado nuestra capacidad de rebelarnos en pro de una docilidad sistémica. El viejo Bakunin consideraba que el ser humano era humano gracias a tres capacidades: la animalidad, la capacidad de pensar y la capacidad de rebelarse.[52] Probablemente nuestra capacidad misma de pensar y reflexionar sin rebeldía se termina convirtiendo en un cálculo gris que administra y vende catástrofes, nuestros actos sin esa chispa vital (o incluso mística) que le impregna la rebeldía carecen de libertad.

El umbral que separa a la humanidad de la barbarie es un falso espejismo dentro del capitalismo; sin embargo, este tipo de crisis globales pueden hacer patente la injusticia y pueden dejar en claro para muchos sectores del mundo la necesidad de articularse para alterar la balanza. Entonces, si bien es cierto que la actual docilidad global que se ha desplegado en medio de la pandemia no es alentadora también puede dicha docilidad revertirse en el futuro próximo, por ello el Fondo Monetario Internacional (en adelante FMI) alerta desde ahora sobre futuras protestas al cesar la pandemia. El llamado del FMI señala que el riesgo para sus aliados reside en posibles protestas o disturbios si las medidas para mitigar los impactos el nuevo coronavirus no son concebidas como suficientes o se llega a estimar que favorecen a los más ricos.[53] En otras palabras, el FMI sugiere entre líneas cuidar las apariencias de ayuda social y no descuidar ciertas políticas asistencialistas. Entonces la partida sigue en curso y a pesar de los pesares podemos realizar buenas jugadas y vencer en las calles, en los campos, en las fábricas, en las oficinas, en donde sea, menos en el confinamiento y el aislamiento social.

Se cuenta que el poco escrupuloso político Charles Maurice Talleyrand dijo alguna vez que las bayonetas sirven para todo excepto para sentarse en ellas a gobernar, de tal manera que la lógica bélica y necrocapitalista de las grandes potencias mundiales no puede descararse en todo momento, se requieren las apariencias democráticas y las sillas para poder sentarse en ellas y gobernar. Es aquí donde en efecto, se debaten las formas de dominación y explotación más adecuadas para una minoría, y justo los temas que debate últimamente en sus artículos el autor bestseller Byung-Chul Han,[54] son algunos de los puntos que se discuten y luchan en la reconfiguración mundial como imposición. En otras palabras, si bien se ha demostrado la docilidad de la sociedad europea ante las imposiciones estatales, esta docilidad tiene límites que pueden transgredirse para aumentar los mecanismos de control biopolítico y bio-panóptico. El tema no es sencillo para occidente, pues justamente la forma en que derroto políticamente al bloque soviético se basó en el estratagema de hacer creer a los explotados/consumidores que podían ser libres bajo la red del capitalismo y el libre mercado, lo anterior en contraposición con la estructura descarada y frontal de opresión que los soviéticos sostenían. No es gratuito que hoy día la inmensa mayoría de los europeos puedan agruparse en sectores de consumo claramente diferenciados y que sus opiniones puedan ser estudiadas en patrones de consumo, en otras palabras, no es gratuito que exista un determinado control a través de la enajenación. Y hablamos de un control determinado o limitado, porque el mundo no es únicamente como lo ven los pensadores desde la vieja Europa, en otras latitudes se siguen rompiendo vidrios y bloqueando calles incluso contra la imposición de la cuarentena.[55] Pero bajo la premisa cruda de que pueden hacer todo con sus bayonetas, menos sentarse en ellas, la encrucijada para los opresores estriba en cómo aprovecharán esta coyuntura para sentar las bases de nuevas formas (o la profundización de viejas formas) de opresión y enajenación. Por ende, nuestra encrucijada es justamente la inversa: cómo lucharemos para evitar que esas formas de opresión y enajenación se establezcan o se profundicen. Así, en esta y otras disyuntivas que nos plantea la actual crisis adquiere plena vigencia el pensamiento y la praxis anarquistas (la fronda anarquista de la que hablaba Benjamin)[56] porque tal como señala el compañero Alfredo Velarde:

La verdad esencial que los anarquistas siempre han esgrimido en el centro de sus argumentos político-libertarios, consiste en su correcta y perenne denuncia en contra de todo riesgo implicado en la sustantivación (burocrática y/o tecnocrática e incluso plutocrática) de todo poder heterónomo desde el cual se ejerza —contra todo consenso social— el principio de autoridad, con total independencia de si la condición de privilegio gestionario desde el poder de unos cuantos, sobre el extendido conjunto social de los demás, dimane o sea ejercido por la propiedad privada material o por la apropiación privada del conocimiento y el saber.[57]

La reflexión por sí sola no puede sustituir un esfuerzo integral de lucha y transformación de la realidad, no podemos ganar en un artículo lo que hemos perdido en el tablero social, por tanto, resultaría vano que en estas letras se vislumbrar un mundo mejor. Lo anterior no implica tampoco el pesimismo de pensar que todo está perdido, sino simplemente reconocer los límites de nuestras palabras, para buscar los nuevos y los viejos caminos de transformación.

Obviamente, los viejos esfuerzos de transformación del mundo no han logrado sus objetivos a plenitud, asimismo, el mundo cambia a una velocidad increíble. Ello nos obliga a repensar los caminos que debemos recorrer para seguir luchando por un mundo distinto; sin embargo, reformular nuestros caminos no implica hacerlo siempre bajo lo que el capital espera, es decir, que si bien los cauces que el capital establece son en cierta medida ineludibles (el consumo de redes sociales, tecnología, etc.), debemos estar atentos para observar en qué medida nuestros esfuerzos se normalizan y quedan subsumidos en la lógica mercantil antes que resultar realmente peligrosos o dañinos para el sistema.

No hay conclusión porque la crisis actual nos obligará a seguir reflexionando y a tomar acciones que definirán en nuestras diversas latitudes los cauces de la lucha o la docilidad. Lejos estoy de poder aconsejar hacia donde debemos orientar nuestros esfuerzos, pues yo también me encuentro aún a la mitad del camino, sin embargo, podría ser importante recordar lo que poéticamente nos enseñó Mario Payeras: debemos aprender de la flor del tamborillo pues nadie acecha a su enemigo con tanta maestría, año con año, la flor amarilla del tamborillo asalta febrero y lo conquista para después retirarse sigilosa en las veredas de marzo.[58] Por ahora nos han/hemos replegado sin ruido, pero volveremos al asalto.

 

Bibliografía

  1. Special Forces Operational Techniques FM 31-20, Department of the Army, Estados Unidos, 1965.
  2. Sopa de Wuahn. Descargarse por ejemplo en: https://www.elextremosur.com/files/content/23/23684/sopa-de-wuhan.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
  3. AFP, “Protestas en Colombia ante crisis económica por Covid-19”
  4. https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/17/protestas-en-colombia-ante-crisis-economica-por-covid-19-3259.html [última consulta 18 de abril de 2020].
  5. Agamben, Giorgio “Reflexiones sobre la peste”, el cual es visible en:
  6. https://sextopiso.mx/esp/cont/32/reflexiones-sobre-la-peste [última consulta 18 de abril de 2020].
  7. Agamben, Giorgio, “Una cuestión”. Visible en: https://forum-nepantla.org/una-cuestion/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  8. Bakunin, M., Dios y el Estado, Terramar (Utopía Libertaria), Argentina, 2012.
  9. Benjamin, Walterr, Tesis sobre la historia y otros fragmentos, Contrahistorias, (Los Libros de Contrahistorias), México, 2005.
  10. Benjamin, Walter, „Der Sürrealismus/ Die letzte Momentaufnahme der europäischen
  11. Intelligenz‟ en Gesammelte Schriften, Band II – I, Suhrkamp Verlag, Frankfurt am Main, 1991.
  12. Benjamin, Walter, Über den Begriff der Geschichte‟ en Gesammelte Schriften, Band I – 2, Suhrkamp Verlag, Frankfurt am Main, 1991.
  13. Benjamin, Walter, „ 691-704 Über den Begriff der Geschichte [Anmerkungen zu Seite 691-704]“, Band I – 3, Suhrkamp Verlag, Frankfurt am Main, 1991.
  14. Buck-Morss, Susan, “La segunda vez como farsa…” en Sobre la idea del comunismo, Paidós, Argentina, 2010.
  15. Byung-Chul Han “El coronavirus bajo el liberalismo”.
  16. https://www.clarin.com/cultura/byung-chul-vamos-feudalismo-digital-modelo-chino-podria-imponerse_0_QqOkCraxD.html [ultima consulta 18 de abril de 2020].
  17. Clausewitz, Carl, On war, Oxford University, Estados Unidos, 2007.
  18. Clausewitz, Carl, Vom Kriege, Dümmlers, Berlin, 1905.
  19. Dussel, Enrique, Filosofía de la liberación, Nueva América, Colombia, 1996.
  20. Dussel, E., “Cuando la naturaleza jaquea la orgullosa modernidad”. Visible en:
  21. https://www.jornada.com.mx/2020/04/04/opinion/008a1pol [última consulta 18 de abril de 2020].
  22. El Salto Diario, “Los hospitales han perdido una de cada diez camas desde la crisis económica”
  23. https://www.elsaltodiario.com/sanidad/los-hospitales-han-perdido-una-de-cada-diez-camas-desde-la-crisis-economica [última consulta 18 de abril de 2020].
  24. Foro de las Sociedades Respiratorias, El impacto mundial de la enfermedad respiratoria, 2017, Segunda edición. El informe es descargable en la página de la OMS:
  25. https://www.who.int/gard/publications/The_Global_Impact_of_Respiratory_Disease_ES.pdf
  26. [última consulta 18 de abril de 2020].
  27. Gobierno de España, Secretaría General de Sanidad. Actualización nº 78. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19).
  28. https://www.mallorcadiario.com/adjuntos/551843/Actualizacion_78_COVID-19.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
  29. Gobierno de España, Secretaría General de Sanidad. Actualización nº 74. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19).
  30. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Actualizacion_74_COVID-19.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
  31. Guerrero, Enrique, “Correspondencia: Estado de Excepción y cárcel”, Reflexiones Marginales. Visible en:
  32. http://reflexionesmarginales.com/3.0/correspondencia-estado-de-excepcion-y-carcel/
  33. INEGI: https://www.inegi.org.mx/app/tabulados/interactivos/?px=Mortalidad_04&bd=Mortalidad [última consulta 18 de abril de 2020].
  34. Marx, Karl, Das Kapital en Werke, Band 3, MEW, Dietz Verlag, Berlín.
  35. _________, El Capital, Tomo I volumen 2, Siglo XXI, México, 2009.
  36. ________, “Manifest der kommunistischen Partei” en Werke, Band 4, MEW, Dietz Verlag, Berlín, 1977.
  37. ________, “Manifiesto del Partido Comunista” en Obras Escogidas, Tomo I, Editorial Progreso, Moscú, 1980.
  38. ________, Thesen über Feuerbach en Werke, Band 3, MEW, Dietz Verlag, Berlín.
  39. Mbembe, Achille, Necropolítica. Sobre el gobierno privado indirecto, Melusina, España, 2006.
  40. Mehta, Aaron, “Thornberry wants $6 billion this year to launch counter-China fund“
  41. https://www.defensenews.com/congress/2020/04/16/thornberry-wants-6-billion-this-year-to-launch-counter-china-fund/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  42. Millán Valencia, Alejandro, “Coronavirus: ¿por qué Alemania tiene un número tan bajo de muertos por covid-19 en comparación con otros países?” Visible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51980118 [última consulta 18 de abril de 2020].
  43. OCDE, “¿Cómo se compara el sistema de salud de México con otros miembros de la OCDE?”, año 2019. Descargable en:
  44. https://www.oecd.org/health/health-systems/Health-at-a-Glance-2019-C%C3%B3mo-se-compara-M%C3%A9xico.pdf
  45. Olivares, Emir, “Concesionado a mineras extranjeras, 25% del país”
  46. Véase: https://www.jornada.com.mx/2012/11/08/politica/023n1pol [última consulta 18 de abril de 2020].
  47. Organización Mundial de Salud:
  48. https://population.un.org/wpp/Publications/Files/WPP2019_PressRelease_ES.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
  49. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death [última consulta 18 de abril de 2020].
  50. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease
  51. https://www.who.int/bulletin/volumes/86/9/07-050054-ab/es/
  52. http://origin.who.int/countries/esp/es/ [última consulta 18 de abril de 2020]
  53. Oxfam, Informe: “Minería y privilegios”, descargable en: https://www.oxfammexico.org/sites/default/files/Mineri%CC%81a%20y%20privilegios%20-%20WEB_0.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
  54. Shala, Andrea, “Pandemia podría generar ola de disturbios alrededor del mundo: FMI”
  55. https://lta.reuters.com/articulo/salud-coronavirus-fmi-protestas-idLTAKCN21X27I-OUSLT [última consulta 18 de abril de 2020].
  56. Sputnik News, “Coronavirus: ¿una guerra sin soldados?”, visible en:
  57. https://mundo.sputniknews.com/firmas/202003161090793054-coronavirus-una-guerra-sin-soldados/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  58. Sputnik News, “Gran inversión de EEUU en Defensa: 6.000 millones de dólares para hacer frente a China”
  59. https://mundo.sputniknews.com/defensa/202004171091151793-gran-inversion-de-eeuu-en-defensa-6000-millones-de-dolares-para-hacer-frente-a-china/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  60. Sputnik News, “Rusia denuncia bloqueo de EEUU contra Venezuela con el pretexto de una operación antidrogas” visible en: https://mundo.sputniknews.com/rusia/202004171091153895-rusia-denuncia-bloqueo-de-eeuu-contra-venezuela-con-pretexto-de-operacion-antidrogas/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  61. Sun Tzu, El arte de la guerra, Colofón, México, 2004.
  62. Vega, Andrea y Daen, Arturo, “Con pocas camas de hospital y baja proporción de médicos México enfrenta al COVID-19”. Visible en:
  63. https://www.animalpolitico.com/2020/03/pocas-camas-hospital-baja-proporcion-medicos-enfrentaria-mexico-covid-19/ [última consulta 18 de abril de 2020].
  64. Velarde, Alfredo, “Nueva incursión contemporánea en la controversia política entre Karl Marx y Mijaíl Bakunin” en Marx, Karl, Glosas marginales sobre la obra de Bakunin El estatismo y la anarquía, Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias para la transformación Social, México, 2013.
  65. Žižek, Slavoj, La vigencia de El manifiesto comunista, Anagrama, Barcelona, 2018.
  66. Žižek, Slavoj, “Un golpe tipo <<Kill Bill>> al capitalismo”. Visible en: https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31443/Slavoj-Zizek-coronavirus-virus-sistema-Orban-comunismo-liberalismo.htm [última consulta 18 de abril de 2020].

 

Notas

[1] “Un espectro recorre Europa: el espectro del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada contra ese espectro: el Papa y el zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes.” Marx, Karl, Manifiesto Comunista, ed. cit.
Ein Gespenst geht um in Europa – das Gespenst des Kommunismus. Alle Mächte des alten Europa haben sich zu einer heiligen Hetzjagd gegen dies Gespenst verbündet, der Papst und der Zar, Metternich und Guizot, französische Radikale und deutsche Polizisten. Marx, K., Manifest der Kommunistischen Partei en Karl, Marx, Manifest der kommunistischen Partei, ed. cit., p. 461.
[2] Escribió alguna vez un viejo revolucionario: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo de distintas maneras; de lo que se trata es de transformarlo.” Marx, K., “Tesis sobre Feuerbach“ ed. cit., p. 121.
„Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert; es kömmt drauf an, sie zu verändern.‟ Marx, k., „Thesen über Feuerbach‟, ed. cit., p. 7.
[3] Entre los estudiosos de la filosofía y los amantes de la misma resulta muy conocida la Tesis 1 sobre la historia del marxista libertario Walter Benjamin, nos comparte este compañero antifascista en algunas de sus últimas y perseguidas palabras: “Según se cuenta, hubo un autómata construido de manera tal, que, a cada movimiento de un jugador de ajedrez, respondía con otro, que le aseguraba el triunfo en la partida. Un muñeco vestido de turco, con la boquilla del narguile en la boca, estaba sentado ante el tablero que descansaba sobre una amplia mesa. Un sistema de espejos producía la ilusión de que todos los lados de la mesa eran transparentes. En realidad, dentro de ella había un enano jorobado que era un maestro en ajedrez y que movía la mano del muñeco mediante cordeles. En la filosofía, uno puede imaginar un equivalente de ese mecanismo; está hecho para que venza siempre el muñeco que conocemos como ‘materialismo histórico’. Puede competir sin más con cualquiera, siempre que ponga a su servicio a la teología, la misma que hoy, como se sabe, además de ser pequeña y fea, no debe dejarse ver por nadie.” Benjamin, Walter, Tesis sobre la historia y otros fragmentos, ed. cit., p. 17.
„Bekanntlich soll es einen Automaten gegeben haben, der so konstruiert gewesen sei, daß er jeden Zug eines Schachspielers mit einem Gegenzuge erwidert habe, der ihm den Gewinn der Partie sicherte. Eine Puppe in türkischer Tracht, eine Wasserpfeife im Munde, saß vor dem Brett, das auf einem geräumigen Tisch aufruhte. Durch ein System von Spiegeln wurde die Illusion erweckt, dieser Tisch sei von allen Seiten durchsichtig. In Wahrheit saß ein buckliger Zwerg darin, der ein Meister im Schachspiel war und die Hand der Puppe· an Schnüren lenkte. Zu dieser Apparatur kann man sich ein Gegenstück in der Philosophie vorstellen. Gewinnen soll immer die Puppe, die man >historischen Materialismus< nennt. Sie kann es ohne weiteres mit jedem aufnehmen, wenn sie die Theologie in ihren Dienst nimmt, die heute bekanntlich klein und häßlich ist und sich ohnehin nicht darf blicken lassen.‟ Benjamin, Walter, „Über den Begriff der Geschichte‟, ed. cit., p. 693.
[4] Inicia la Tesis 8 de Benjamin: “La tradición de los oprimidos nos enseña que el “estado de excepción” en
que ahora vivimos es en verdad la regla. El concepto de historia al que lleguemos debe resultar coherente con ello. Promover el verdadero estado de excepción se nos presentará entonces como tarea nuestra, lo que mejorará nuestra posición en la lucha contra el fascismo.” Benjamin, W., Tesis sobre la historia y otros fragmentos, ed., cit., p. 22.
„Die Tradition der Unterdrückten belehrt uns darüber, daß der >Ausnahmezustand<, in dem wir leben, die Regel ist. Wir müssen zu einem Begriff der Geschichte kommen, der dem entspricht. Dann wird uns als unsere Aufgabe die Herbeiführung des wirklichen Ausnahmezustands vor Augen stehen; und dadurch wird unsere Position im Kampf gegen den Faschismus sich verbessern.“ Benjamin, W., „Über den Begriff der Geschichte‟, ed. cit., p. 697.
[5] Aconseja el viejo Sun Tzu: “Todo el arte de la guerra está basado en el engaño”. Sun Tzu, El arte de la guerra, ed. cit., p. 11.
[6] Constante, Alberto, “Estado de excepción”. Artículo consultable en: http://reflexionesmarginales.com/3.0/estado-de-excepcion/ [última consulta 17 de abril de 2020].
[7] Dichas cifras pueden consultarse en el estudio de la OCDE titulado: “¿Cómo se compara el sistema de salud de México con otros miembros de la OCDE?”, del año 2019, y descargable en:
https://www.oecd.org/health/health-systems/Health-at-a-Glance-2019-C%C3%B3mo-se-compara-M%C3%A9xico.pdf
Asimismo, puede checarse el siguiente artículo periodístico para el caso de México: https://www.animalpolitico.com/2020/03/pocas-camas-hospital-baja-proporcion-medicos-enfrentaria-mexico-covid-19/
Mientras que para los datos de Alemania e Italia véase:
https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-51980118
[8] Conforme a los datos oficiales del CONEVAL hasta 2018, consultables en: https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx
[9] Según el INEGI casi el 60% de la población en México tenemos un empleo informal.
[10] En 2017, con datos de la propia CAMIMEX, Oxfam documentó que el 11.2% del territorio estaba concesionado, véase la página 25 de su informe titulado: “Minería y privilegios”, el cual es descargable en: https://www.oxfammexico.org/sites/default/files/Mineri%CC%81a%20y%20privilegios%20-%20WEB_0.pdf
Asimismo, el investigador de la UAM, Carlos Rodríguez, ha estimado que en realidad es el 25% del territorio el que se encuentra concesionado a las mineras. Véase: https://www.jornada.com.mx/2012/11/08/politica/023n1pol
[11] Escribió Walter Benjamin: “sólo a quien ya no tiene esperanza ha sido dada la esperanza”, la frase es citada por Giorgio Agamben en su artículo: “Reflexiones sobre la peste”, el cual es visible en:
https://sextopiso.mx/esp/cont/32/reflexiones-sobre-la-peste [última consulta 18 de abril de 2020].
[12] El mapa de la Johns Hopkins University and Medicine se actualiza día con día, pero puede ser revisado en: https://coronavirus.jhu.edu/map.html [última consulta 18 de abril de 2020].
[13] Al respecto puede verse el Comunicado de Prensa, de fecha 17 de junio de 2019, de las Naciones Unidas, descargable en:
https://population.un.org/wpp/Publications/Files/WPP2019_PressRelease_ES.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
[14] La estadística de la OMS puede consultarse en su sitio web: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death [última consulta 14 de abril de 2020].
[15] Igualmente en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death [última consulta 14 de abril de 2020].
[16] Dice Susan Buck-Morss: “Podemos ver ahora que lo importante es quien se apodera del tiempo.” Buck-Morss, Susan, “La segunda vez como farsa…” en Sobre la idea del comunismo, ed. cit., p. 79.
[17] Mismo sitio: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death
[18] https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease
[19] https://www.who.int/bulletin/volumes/86/9/07-050054-ab/es/
[20] Cabe señalar que el porcentaje ha variado muy poco, el 22 de marzo de este año se encontraba en poco más del 87%, mientras que el 13 de abril se encontraba en el 86,2%, el último informe en cita puede descargarse en:
https://www.mallorcadiario.com/adjuntos/551843/Actualizacion_78_COVID-19.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
El informe del 13 de abril se puede descargar en:
https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Actualizacion_74_COVID-19.pdf [última consulta 18 de abril de 2020].
[21] Los datos de la OMS pueden verse en: http://www9.who.int/countries/cod/es/
[22] Escribe a los hombres por venir el poeta marxista Bertolt Brecht: “Me dicen: «¡Come y bebe! ¡Goza de lo que tienes!»/ Pero ¿cómo puedo comer y beber/ Si al hambriento le quito lo que como/ Y mi vaso de agua le hace falta al sediento?/ Y, sin embargo, como y bebo.”
[23] Otros datos ominosos que publica Oxfam son: “Actualmente, ocho personas (ocho hombres en realidad) poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas (la mitad de la humanidad)./ Durante los próximos 20 años, 500 personas legarán 2,1 billones de dólares a sus herederos, una suma que supera el PIB de la India, un país con una población de1.300 millones de personas./ Los ingresos del 10% más pobre de la población mundial han aumentado menos de 3 dólares al año entre 1988 y 2011, mientras que los del 1% más rico se han incrementado 182 veces más.”
El informe de Oxfam se titula: “Una economía para el 99%” y puede descargarse en: https://www-cdn.oxfam.org/s3fs-public/file_attachments/bp-economy-for-99-percent-160117-es.pdf [última consulta 18 de abril de 2020]
[24] “¿Cuándo se pierde el juicio?/ Yo pregunto: ¿Cuándo se pierde, cuándo?/ Si no es ahora, que la justicia/ vale menos que el orín de los perros.” León Felipe.
[25] El dato puede verificarse en múltiples fuentes, por ejemplo:
https://www.elsaltodiario.com/sanidad/los-hospitales-han-perdido-una-de-cada-diez-camas-desde-la-crisis-economica
https://www.indexmundi.com/g/r.aspx?v=2227&l=de
[26] Véase la nota 26.
[27] Véase la nota 26.
[28] Esta reducción contempla desde el año 2000 hasta la fecha, la estadística se encuentra ampliamente documentada, pero en síntesis puede consultarse lo que publica el medio español “El Salto”, consultable en: https://www.elsaltodiario.com/sanidad/los-hospitales-han-perdido-una-de-cada-diez-camas-desde-la-crisis-economica [última consulta 18 de abril de 2020]
[29] https://www.inegi.org.mx/app/tabulados/interactivos/?px=Mortalidad_04&bd=Mortalidad
[30] https://www.inegi.org.mx/app/tabulados/interactivos/?px=Mortalidad_08&bd=Mortalidad
[31] Foro de las Sociedades Respiratorias, El impacto mundial de la enfermedad respiratoria, 2017, Segunda edición, p. 18. El informe es descargable en la página de la OMS:
https://www.who.int/gard/publications/The_Global_Impact_of_Respiratory_Disease_ES.pdf [última consulta 18 de abril de 2020]. Es destacable que en dicho informe de 2017 ya se alertaba sobre la inminente aparición de un nuevo coronavirus y la necesidad de desarrollar sistemas para combatirlo; cuestión que evidentemente no se atendió, porque se esperaba que su impacto volvería a concentrarse (como ocurre comúnmente) en los países pobres.
[32] Los datos de la República Democrática del Congo ya fueron citados y en lo que respecta a las cifras de la OMS sobre España pueden leerse en: http://origin.who.int/countries/esp/es/ [última consulta 18 de abril de 2020]
[33] Dicta ad litteram en su página 18, el Informe referido en la nota 32: “Las infecciones de las vías respiratorias inferiores y la neumonía, son unas de las principales causas de muerte en el mundo, con más de 4 millones de muertes al año. Es una causa de muerte particularmente importante en los países de ingresos bajos y medios. […] Es la principal causa de muerte en niños menores de 5 años de edad fuera del período neonatal (6). La neumonía mató a 920.136 niños menores de 5 años en 2015, representando el 15% de las muertes en este grupo de edad. También es la segunda causa principal de años de vida perdidos debido a la mortalidad prematura y una de las razones más frecuentes de hospitalización.”
[34] En este punto nuestra investigación se separa radicalmente de pensadores como Achille Mbembe cuando sostiene el camerunés: “Que la raza (o aquí, el racismo) tenga un lugar tan importante en la racionalidad propia al biopoder es fácil de entender. Después de todo, más que el pensamiento en términos de clases sociales (la ideología que define la historia como una lucha económica de clases), la raza ha constituido la sombra siempre presente sobre el pensamiento y la práctica de las políticas occidentales, sobre todo cuando se trata de imaginar la inhumanidad de los pueblos extranjeros y la dominación que debe ejercerse sobre ellos”. Mbembe, A., 2006, p. 22. En pocas palabras, si bien el racismo o el machismo imprimen un carácter cultural específico al capitalismo, es perfectamente posible pensar un capitalismo sin racismo y un capitalismo feminista o “antipatriarcal”, por lo cual toda lucha contra el racismo o alguna otra estructura de dominación carecerá de radicalidad (de ir a la raíz) si deja intocada la estructura capitalista.
[35] Analiza Marx en su opus magna, el Capital, lo siguiente: “Denomino plusvalor absoluto al producido mediante la prolongación de la jornada laboral; por el contrario, al que surge de la reducción del tiempo de trabajo necesario y del consiguiente cambio en la proporción de magnitud que media entre ambas partes componentes de la jornada laboral, lo denomino plus valor relativo.” Marx, K., El Capital, Tomo I volumen 2, ed., cit., p. 383.
„Durch Verlängrung des Arbeitstags produzierten Mehrwert nenne ich absoluten Mehrwert; den Mehrwert dagegen, der aus Verkürzung der notwendigen Arbeitszeit und entsprechender Verändrung im Größenverhältnis der beiden Bestandteile des Arbeitstags entspringt – relativen Mehrwert.“ Marx, K., Das Kapital, ed., cit., p. 334.
[36] Escribe Slavoj Žižek: “El propio Marx de vez en cuando subestimaba esa capacidad del universo capitalista de incorporar la pulsión transgresora que parecía amenazarlo; en su análisis de la Guerra de Secesión que se libraba en aquel momento, afirmó que, puesto que la industria textil inglesa, la columna vertebral del sistema industrial, no podía sobrevivir sin el suministro de algodón barato del Sur de los Estados Unidos, algo que solo era posible gracias a la esclavitud, Inglaterra se vería obligada a intervenir directamente para impedir la abolición. Así que, en efecto, este dinamismo global descrito por Marx que hace que todas las cosas que se creían perennes y permanentes se esfumen es nuestra realidad, a condición de que no olvidemos completar esta imagen del Manifiesto con su opuesto dialéctico inherente, la «espiritualización» del mismísimo proceso material de producción. Mientras que el capitalismo suspende el poder de los viejos fantasmas de la tradición, genera sus propios fantasmas monstruosos.” Žižek, Slavoj, La vigencia de El manifiesto comunista, ed., cit., p. 25.

[37] Dice el buen Marx en el Manifiesto que todo lo sólido se desvanece en el aire. Según la traducción de la editorial Progreso: “Todo lo estamental y estancado se esfuma; todo lo sagrado es profanado, y los hombres, al fin, se ven forzados a considerar serenamente sus condiciones de existencia y sus relaciones recíprocas.” Marx, Karl, “Manifiesto del Partido Comunista”, ed., cit., p. 60.

El texto en alemán tiene su sutileza y su belleza: „Alles Ständische und Stehende verdampft, alles Heilige wird entweiht, und die Menschen sind endlich gezwungen, ihre Lebensstellung, ihre gegenseitigen Beziehungen mit nüchternen Augen anzusehen.“ Marx, Karl, „Manifest der kommunistischen Partei“, ed., cit., p. 465.
[38] Escribí hace algunos años en un artículo publicado en la revista Reflexiones Marginales: “El estado de excepción que se nos ha convertido en regla es […] para decirlo en clave benjaminiana, ese lugar donde barbarie y cultura se implican, construyen relaciones íntimas, reproductivas y fundamentales.” Guerrero, Enrique, “Correspondencia: Estado de Excepción y cárcel”, Reflexiones Marginales. Visible en:

Correspondencia: Estado de Excepción y cárcel


[39] Quizás la memoria me falla, pero no recuerdo a Jean-Luc Nancy preocupado y derrochando tinta por el hambre en África o por esos millones de pobres que mueren por enfermedades infecciosas desde hace muchos años antes de que apareciera en escena el nuevo coronavirus. En su artículo (próximo a publicarse) sobre “El mal y la potencia”, dicho pensador se pregunta: “¿Qué podría indicar un límite? Quizás la evidencia de la muerte que el virus nos recuerda.” No es casual que todos los datos y todas las muertes que hemos relatado en este artículo no hayan podido recordar a Nancy (y los que piensan desde la vieja Europa) la muerte. Al final Nancy vuelve a la igualdad tal como la proclamaron alguna vez los esclavistas de la revolución francesa. En la polémica entre Nancy y Agamben, al final no importa qué tanto se ha equivocado Agamben o qué tanto ha acertado; la filosofía es búsqueda y no pronóstico, lo relevante es que al menos Agamben cuestiona dónde ha quedado la dignidad de los italianos cuando, ante un riesgo impreciso (“soltanto in nome di un rischio che non era possibile precisare”), dócilmente aceptan que sus muertos desaparezcan sin funeral alguno, cuando aceptan truncar sus amistades y amores por mandato del Estado cientificista, cuando quienes deberían defender la dignidad huyen asustados y se someten.
[40] Dice Dussel: “El método de la filosofía de la liberación sabe que la política es la filosofía primera, porque la política es el centro de la ética como metafísica (la exterioridad ético-metafísica, 2.4 y 5.3,se concreta privilegiadamente en la política 3.1), superando así la mera ontología (2.4.9).” Dussel, Enrique, Filosofía de la liberación, ed. cit., p. 198.
[41] El compendio más popular por ahora es Sopa de Wuhan, que contiene ensayos de Agamben, Žižek, Nancy, Byung-Chul Han, Zibechi, et alii. Es de fácil y libre acceso, puede descargarse por ejemplo en: https://www.elextremosur.com/files/content/23/23684/sopa-de-wuhan.pdf
[42] Las referencias públicas y bélicas de las potencias son ampliamente conocidas, desde el empresarial Macron hasta China, pasando por Angela Merkel quien ha sostenido que este desafío es el más grande que han enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial („Seit dem Zweiten Weltkrieg habe es „keine Herausforderung an unser Land gegeben“), en otras palabras, los discursos bélicos han sido un lapsus constante en las declaraciones globales.
[43] Dice en su célebre tratado el general Clausewitz: “We maintain, on the contrary, that war is simply a continuation of political intercourse, with the addition of other means.” Clausewitz, C., On war, ed., cit., p. 252.
„Wir behaupten dagegen, der Krieg ist nichts als eine Fortsetzung des politischen Verkehrs mit Einmischung anderer Mittel.“ Clausewitz, C., Vom Kriege, ed., cit., p. 640.
[44] “One of the critical factors of Special Forces operations in unconventional warfare and in counter insurgency is the psychological operations effort which supports various Special Forces programs. Basically, psichological operations is concerned with persuading people, or groups of people, to take certain actions favorable to one´s interests.” _____ Special Forces Operational Techniques FM 31-20, ed., cit., p. 19.
[45] “Marx dice que las revoluciones son la locomotora de la historia mundial. Pero tal vez se trata de algo por completo diferente. Tal vez las revoluciones son el manotazo hacia el freno de emergencia que da el género humano que viaja en ese tren.” Benjamin, W., Tesis sobre la historia y otros fragmentos, ed., cit., p. 37.
„Marx sagt, die Revolutionen sind die Lokomotive der Weltgeschichte. Aber vielleicht ist dem gänzlich anders. Vielleicht sind die Revolutionen der Griff des in diesem Zuge reisenden Menschengeschlechts nach der Notbremse.“ Benjamin, W., „ 691-704 Über den Begriff der Geschichte [Anmerkungen zu Seite 691-704]“, Druckvorlage: Benjamin-Archiv, Ms 1099, ed., cit., p. 1232.
[46] “Rusia denuncia bloqueo de EEUU contra Venezuela con el pretexto de una operación antidrogas” visible en: https://mundo.sputniknews.com/rusia/202004171091153895-rusia-denuncia-bloqueo-de-eeuu-contra-venezuela-con-pretexto-de-operacion-antidrogas/ [última consulta 18 de abril de 2020].
[47] El plan incluye: Aumento de la presencia y letalidad de la fuerza conjunta, Preposicionamiento y logística, Mejora de la infraestructura, Fortalecimiento de los aliados y socios, Entrenamiento y ejercicios. Véase: “Thornberry wants $6 billion this year to launch counter-China fund“
https://www.defensenews.com/congress/2020/04/16/thornberry-wants-6-billion-this-year-to-launch-counter-china-fund/
“Gran inversión de EEUU en Defensa: 6.000 millones de dólares para hacer frente a China”
https://mundo.sputniknews.com/defensa/202004171091151793-gran-inversion-de-eeuu-en-defensa-6000-millones-de-dolares-para-hacer-frente-a-china/
[48] Véase el artículo publicado en Sputnik: “Coronavirus: ¿una guerra sin soldados?”, visible en:
https://mundo.sputniknews.com/firmas/202003161090793054-coronavirus-una-guerra-sin-soldados/ [última consulta 18 de abril de 2020].
[49] No debemos ver los análisis de Enrique Dussel o de Slavoj Žižek como un destino ineludible, como una profecía, sino como proyectos posibles y horizontes por alcanzar (pueden y deben debatirse sus propuestas, pero en tanto que propuestas de transformación y no demeritarse como si discutiéramos una profecía). Escribe Dussel: “Creemos que estamos viviendo por primera vez en la historia del cosmos, de la humanidad, los signos del agotamiento de la modernidad como última etapa del Antropoceno, y que permite vislumbrar una nueva edad de mundo, la Transmodernidad, en la que la humanidad deberá aprender, a partir de los errores de la modernidad, a entrar en una nueva edad del mundo donde, partiendo de la experiencia de la necro-cultura de los últimos cinco siglos, debamos ante todo afirmar la Vida por sobre el capital […].” Dussel, E., “Cuando la naturaleza jaquea la orgullosa modernidad”. Visible en:
https://www.jornada.com.mx/2020/04/04/opinion/008a1pol
Escribe Slavoj: “Mi modesta opinión es mucho más radical. La epidemia de coronavirus es una especie de “técnica de los cinco puntos para explotar un corazón” dirigida al sistema capitalista global. Una señal de que no podemos continuar por el camino que estábamos recorriendo hasta ahora, de que un cambio radical es necesario.” Žižek, Slavoj, “Un golpe tipo <<Kill Bill>> al capitalismo”. Visible en: https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31443/Slavoj-Zizek-coronavirus-virus-sistema-Orban-comunismo-liberalismo.htm
[50] Agamben, G., “Una cuestión”, el artículo traducido esta visible en: https://forum-nepantla.org/una-cuestion/
[51] Tesis VII: “No hay documento de cultura que no sea a la vez un documento de barbarie.” Benjamin, W., Tesis sobre la historia y otros fragmentos, ed., cit., p. 21.
„Es ist niemals ein Dokument der Kultur, ohne zugleich ein solches der Barbarei zu sein.‟ Benjamin, W., „Über den Begriff der Geschichte‟, ed., cit., p. 696.
[52] Dice Bakunin: “Tres elementos o, si queréis, tres principios fundamentales, constituyen las condiciones esenciales de todo desenvolvimiento humano, tanto colectivo como individual, en la historia: 1º la animalidad; 2º el pensamiento; y 3º la rebeldía. A la primera corresponde propiamente la economía social y privada; a la segunda, la ciencia y a la tercera, la libertad.” Bakunin, M., Dios y el Estado, ed., cit., p. 14.
[53] “Pandemia podría generar ola de disturbios alrededor del mundo: FMI”
https://lta.reuters.com/articulo/salud-coronavirus-fmi-protestas-idLTAKCN21X27I-OUSLT [última consulta 19 de abril de 2020].
[54] Véase por ejemplo Byung-Chul Han “El coronavirus bajo el liberalismo”. https://www.clarin.com/cultura/byung-chul-vamos-feudalismo-digital-modelo-chino-podria-imponerse_0_QqOkCraxD.html ¨´ultima consulta 18 de abril de 2020].
[55] Podemos señalar como ejemplo las Protestas en Colombia por la situación actual, véase: https://www.jornada.com.mx/ultimas/mundo/2020/04/17/protestas-en-colombia-ante-crisis-economica-por-covid-19-3259.html [última consulta 18 de abril de 2020].
[56] “El observador alemán […], que ha tenido que experimentar en carne propia su posición sumamente expuesta entre la fronda anarquista y la disciplina revolucionaria.” (Traducción mía).
„Der deutsche Betrachter […], der ihre äußerst exponierte Stellung zwischen anarchistischer Fronde und revolutionärer Disziplin am eignen Leib hat erfahren müssen‟ Benjamin, W., „Der Sürrealismus/ Die letzte Momentaufnahme der europäischen Intelligenz‟, ed., cit., p. 295.
[57] Velarde, Alfredo, “Nueva incursión contemporánea en la controversia política entre Karl Marx y Mijaíl Bakunin”, ed., cit., p. 52.
[58] Dice el compañero y poeta Mario Payeras: “Quien piense dirigir una guerra en la selva,/ tiene que aprender de la flor del tamborillo./ Ningún general asedia al adversario con tanta/ maestría, como esta flor amarilla. Todos los años/ toma febrero por asalto, instaura la floración total/ de la primavera y se retira sin ruido por las rutas/ de marzo.”